Los Arphendh

Un humano, un elfo, un enano o cualquier ser no será capaz de vencer a un Arphendh. Siete Arphendhs, siete Señores, un mundo.
Crónicas del buen guerrero
Así era una línea del libro que conseguían los grandes guerreros, y era casi cierto. No eran invencibles, al menos no todos. Pero siempre había otro Arphendh más fuerte, más enigmático. Pero siempre ha habido Arphendhs y no se les debe molestar y mucho menos destruir.

El más importante es el Arphendh del Tiempo, ya que este ser controla el tiempo incluso después de haber sido destruido. Ese don se le ha sido otorgado porque el mundo no puede quedarse sin alguien que controle el Tiempo y nadie es lo suficiente poderoso como para poder controlarlo.

El segundo es el Arphendh de la Tierra, un ser capaz de crear montañas con tan solo respirar, capaz de crear volcanes para destruir o bosques para hacer un lugar precioso. Muchos desean destruirlo, otros los veneran, pero todos están de acuerdo con que este ser nunca debe ser molestado.

El tercero, y a veces hay disputa de que es el cuarto, es el Arphendh del Cielo. Su poder consiste en la lluvia, las nubes y el aire entre otros poderes. A este ser es difícil atraparle y muchos desean darle caza, muchos desean controlar el cielo.

El cuarto es el Arphendh de la luz. Muchos lo confunden con el del Sol, pero no es así, es difícil de interpretar. Este Arphendh se dedica a proteger a los viajeros con una luz interior, nunca una luz física. Esa luz le indica muchas veces el camino correcto o incorrecto, incluso es capaz de ir matando lentamente a alguien, hacer que se suicide.

Los otros tres nadie los conoce, siempre han estado escondidos, nunca se han mostrado al mundo. Pero si se juntasen los siete Arphendh podrían causar una devastación global, serían demasiado peligrosos si se les enfada. Estos Arphendh, cuando se manifiestan de una forma física, tienen forma de elfos, pero con rasgos notables y nobles.

Hubo una vez que un humano se ganó la confianza de los Siete, se llamaba Gleomyr. Este humano se le consideró un gran héroe por sus hazañas y por el respeto que recibió. Los enanos y algunos elfos lo llamaron Nearyan, otros elfos Gwindor Minyatur, los medianos nobles Merido 'Cuellorgulloso', los medianos de campo Bingo Frumblefoot, los orcos lo llamaron Naakhûz, el ladrón. Y los magos lo llamaron Olórin Bauglir.

Pero las hazañas de Gleomyr es otra historia. Una historia que tal vez sea contada y documentada... Una historia única.

Nota: los nombres que recibe Gleomyr (incluso su propio nombre) no ha sido sacada de ninguna fuente exterior a este blog. Cuando sea el momento justo se dirá cómo se inventó los nombres.

Comentarios

Entradas populares