Historia de Slenderman: El Diario de Slenderman (IV) – La verdadera historia

 Orden cronológico:
1.- Historia de Slenderman - El diario de Slenderman (I): El diario maldito (esta historia aquí)
2.- Historia de Slenderman - El diario de Slenderman (II): El segundo chico (esta historia aquí)
3.- Historia de Slenderman - El diario de Slenderman (III): La chica "loca" (esta historia aquí)
4.- Historia de Slenderman - El diario de Slenderman (IV): La verdadera historia (estás leyendo esta historia ahora)

Ha pasado mucho tiempo desde que salí de ese internado. Arranqué las hojas que escribieron tres chicos en éste diario, lo que escribieron los demás lo dejaré por orden de él. Me buscan, me están buscando. Están enfadados y asustados. En especial asustados por lo que ocurrió, maté a todos porque no me trataban bien. Uno de ellos quiso ser mi amigo, pero yo no tengo amigos.

Pero tengo algo que contaros, el verdadero dueño de éste diario no quiere hacer daño a nadie. La ira es convertida en miedo y hace desaparecer a todos en contra de su  voluntad. Él era como nosotros, él era una persona.

Pero por culpa de los demás se convirtió en lo que más temen. Solo quiere hacer amigos, quiere sentir por última vez el amor y la amistad y por eso me tiene a mí. Soy la única que lo ve como un verdadero amigo. Le doy lo que quiere y él me da lo que deseo.

Una vez dije que Slenderman eran todos los chicos de este diario. Es cierto y falso a la vez. Una vez escuché lamentos, personas que lloraban e incluso que hablaban entre ellos. Eran sus voces, unas voces que les acompañaban un siniestro eco.

Lo que no sabe ésta gente es que éste diario llama a aquel que ha escrito en él, hace que no se separe, que se asuste y que llegue su final. Éste diario lo controla a su voluntad, por eso no puedo dejar de escribir en él. Tengo que escribir siempre, aunque sea una tontería.

[Han sido arrancados tres hojas]

Es extraño, han sido arrancadas tres hojas. Cogeré a ese desgraciado que ha cogido mi diario.

Espera, ha pasado un día. Estuve pensando y no recuerdo que es lo que hice. Tal vez haya sido yo quien hubiese arrancado las hojas. Es la primera vez que ocurre desde que tengo este maldito diario. Y me estoy hartando de esto. Ya no me divierte. Desde que la policía me encontró en este bosque y Slenderman los mató ya no siento como antes.

Ahora siento que no quiero seguir con esto, siento que se m[manchurrón de sangre] manos. Él quiere venir a por mí, ya estoy sintiendo que me observa, que intenta hablarme.

Acabo de salir corriendo de allí, he llegado a un puente. Pienso quemar éste diario. Si no es mío no será de nadie.

Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie. Nadie.

Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye. Huye.

De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De. De.

Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí. Mí.

Esto ha sido muy corto. Incluso para mí. Lector, si lees esto es que éste diario sigue intacto. No escribas, ni se te ocurra hacerlo. Es MI diario, si no soy yo quien lo controla nadie más lo hará. Este es el final. Mi final y espero que también sea el final de él.


[Aparece un texto que pone: este diario ya no me sirve, iré a por vosotros, nadie se librará de mí. ¡Nadie!]

Comentarios

Entradas populares