La Ilusión Solitaria - Capítulo 12 - Dragón del Destino

Por fin llego el día, pasó ya mucho tiempo desde que solo salimos cuatro de aquella misma torre. A pesar de tener sueño allí estábamos, de pie ante los dos dragones y con un tiempo que amenazaba con llover. Los primeros segundos parecían días hasta que habló Pancho. Federico no habló aquel día, solo dormitaba.

“Ahora que estáis los siete debéis saber vuestra misión” empezó Pancho. “Conoceréis la Leyenda y la Maldición. Y aquí os refrescaré la memoria…”

>>”Siete Piedras fueron recogidas en los tiempos florecientes del mundo. Fueron recogidas por siete señores antiguos bajo el cielo azul puro. Las Siete Piedras juntas forman la Piedra más hermosa que cualquier otro ser puede soñar jamás. La Piedra, una piedra sin nombre, es capaz de alcanzar cualquier sueño de quien lo posea. Siete señores deben recoger las Siete Piedras. Que en siete lugares se encuentra. Un vikingo y un elfo. Una humana y un enano. Un rico y un pobre. Un mago. Los siete señores deben recoger las siete piedras. Deben pasar por lugares peligrosos. Siete Piedras fueron recogidas en los tiempos florecientes del mundo.”

>>”Siete Piedras fueron recogidas en los tiempos florecientes del mundo. Siete señores recogerán las Siete Piedras y el país de Psicología, gobernada por Demencia, caerá sobre el mundo. Solo tres sobrevivirán. Y solo tres no conseguirán derrotar a Demencia. Y solo tres las piedras no obedecerán. El pobre y el rico volverán en contra a todos. De los siete quedarán tres, y solo tres no vencerán a Demencia. Solo tres quedará oscuridad. Solo tres gobernará el país de Psicología.”

>>”Eso hace que vuestra misión sea conseguir las Siete Piedras, pero ni nosotros sabemos dónde están todas. Pero no es vuestra única misión. Tenéis que destruir a Demencia, o conseguir que vuelva otra vez a lo que fue su dulce niñez. Tenéis que permanecer unidos, tenéis que confiar en el Sabio. Debéis encontrar al Sabio. Sabrá encontrar las piedras.”

>>”Se encuentra en Maleficus, en una isla al noreste de aquí. Y David… tus respuestas las encontrarás allí. Sé lo que has visto y es algo que no podemos responderte. Solo él tiene la autoridad para responder a cualquier pregunta del destino. Marchad ahora y no dejéis que Demencia os encuentre. Si lo hace no creo que tenga piedad. Y recordad: La Virtud de las Piedras corresponde a la Virtud de lo que uno puede esperar.”

>>”¡Suerte! Y que el Sabio satisfaga vuestros problemas”.

Pancho emprendió el vuelo y no creíamos que Federico pudiese despertarse, así que bajamos de la torre y fuimos a dormir. Tres días nos lo pasamos descansando e intentando saber cómo llegar a Maleficus. En realidad nos pasamos más tiempo hablando sobre lo que se refería con lo de la Virtud.

Javier hablaba de que cada piedra respondía con la mejor Virtud de cada uno; José Manuel de que respondía a la peor Virtud, es decir, que intentarían ponernos a prueba; Piter de que tendríamos que perder algo para conseguir la piedra; Héctor de que teníamos que conseguir riquezas interiores; Veitutxi tenía la esperanza de que dichas Virtudes fuesen pruebas de razón y lógica para conseguirlas, al estilo rompecabezas; Victor de la Virtud mágica de cada uno; mientras que yo creía para conseguir las piedras teníamos que plantearnos seriamente si lo que hacíamos estaba bien o no.

Pero era algo que solo podíamos especular y que solo podríamos saberlo si encontrábamos al Sabio.

Comentarios

Entradas populares