La Ilusión Solitaria - Capítulo 13 - Leyenda Inmortal

Fuera como fuese nuestras interpretaciones ante lo que acabábamos de escuchar nos quedamos dónde estamos durante unos minutos. Los siete ya estábamos allí, ya nos había contado lo que tenían que contar y parecía que no habían puesto ningún problema de si eramos los correctos o no. A mi ya se me había quitado un peso de encima al estar ya allí, pero aún sentía mucha responsabilidad sobre la leyenda.

Cuando decidimos movernos fuimos a las afueras del Castillo de Plata y fuimos ir hacia el noreste, al Gran Lago que había en esa dirección. No queríamos demorar más de lo que ya habíamos hecho. Mientras íbamos hacia allí algunos cantaban y otros hablábamos.

"Creéis que el Sabio podrá decirlos algo más que Pancho y Federico nos han dicho?", preguntó Javier con curiosidad.

"¡Claro que lo hará!", replicó Veitutxi. "Otra cosa será que quiera decírnoslo antes de lo que queramos. Al fin de cuentas ellos siempre van con enigmas".

"Estos Sabios son extraños", bufó Javier.

"No tan extraños que tú", respondí entre risas.

"Pero no hacía falta que se lo dijeses", me dijo Veitutxi. "Él ya lo sabe, y a veces habla por que tiene que decir algo".

"¡Eh!", gritó Javier. "¡Que os estoy escuchando!"

Todos reímos aquella vez. Y creo que fui el único que lo izo de todo corazón. Al final pude comprender que, dejando un lado la maldición, ninguno de nosotros queríamos hacernos nada los unos a otros. Todos ellos tenían miedo y Héctor y Piter eran los que mas se les notaba que no querían hacer nada al grupo ni a nadie. Era algo que se notaba con solo estar con cualquiera del grupo: su verdadera bondad.

"Si miramos la maldición", comentaba Veitutxi, "vemos que habla que a tres se quedarán en la oscuridad o moriran y que los otros tres vivirán. Eso hacen un total de seis. ¿No os parece extraño una cosa?"

"Que falta uno", respondió velozmente Javier.

"Sí, y eso hace que me piense en una cosa", dijo con tono de interesante.

Todos la miramos con curiosidad esperando una respuesta. Estábamos expectantes. Pero antes de que ella dijese nada se arrancó tres pelos y los quemó. Segundos después ella cae al suelo, pero pudimos agarrarla antes de que se diese un golpe. Tardó un poco en recobrar la conciencia. Le dimos algo de comer y aunque le preguntábamos que le había pasado ella negaba con la cabeza hasta que se dignó a hablar.

"He visto el futuro", fue su respuesta. "Quería ver si mi curiosidad de qué le pasaba al séptimo. Ahora ya lo se."

"¿¡Qué!?" preguntó rápidamente José Manuel enfadado como siempre.

"¿Y quién es ese septimo?", preguntó Javier.

"No se quien es el septimo, pero se que será una Leyenda Inmortal", respondió un poco confusa. "Es lo que pude oír antes de perder la conexión. También me pareció escuchar que "el elfo" había muerto. Y quiero creer que escuché mal."

Aquello me dejó anonadado. ¿Iba a morir yo? Más que el miedo que sentía era hasta el alcance del poder que reveló Veitutxi. Hasta qué punto era verídico. Pero viendo cómo se quedó después de eso no quería hacer pruebas. Tal vez el Sabio sepa más de lo que creíamos en aquel entonces. Tal vez el Sabio pudiese ser aquel que esperábamos encontrar. En este punto fue cuando deseé no haber intentado indagar en la leyenda, o eso quise sentir,

¿Leyenda Inmortal? Eso era lo que más temía. Era lo que más me intrigaba.

Comentarios

Entradas populares