La Ilusión Solitaria - Capítulo 19 - Maldición y Discordia

Calorcito, mi ciudad natal. Recuerdo que aquel día entramos por la entrada este. ¿Por qué? Sencillamente porque creímos que sería buena idea. Ya sabéis, por si nos esperaban no se esperarían que fuésemos por ahí. Más tarde descubrimos que todos los soldados eran del batallón Huevis y tenían órdenes de no hacernos absolutamente nada. Ni siquiera los soldados de Chicharrita nos hicieron nada, pero eso es otra historia.

Lo que también recuerdo era que Sonix nos esperaba en lo que antes era mi casa. Y aún seguía siéndolo según ella. Curioso y cierto. Le dimos la espada y, sin contar que nos dio las gracias por ello, no nos dijo nada acerca de la espada, simplemente no respondía y cambiaba de tema.

No pondré toda la conversación pero fue interesante todo lo que dijo. La Reina Demencia pretendía matar a los reyes de Calorcito y Fresquito ese mismo mes. Y también pretendía convencer a Panchito y Federico, los dragones del Castillo de Plata, además de que tenía medios para hacerlo. También descubrimos que nuestro encarcelamiento no era más que una pantomima para intentar conocer nuestra reacción, ni siquiera pretendía hacernos una visita. A su vez quería enviar al grupo Huevis a conquistar Maleficus y, por lo que pudimos ver en aquella ciudad, no les haría ni siquiera falta luchar porque no estaba defendida.

Lo que de verdad ocurrió después de aquello fue el principio de nuestra maldición. Después de hablar con Sonix ya nos separamos en dos grupos: los que estaban a favor de que Sonix y el batallón Huevis eran de fiar y los que estaban en contra. Veitutxi, Víctor y yo estábamos a favor. Javier, Piter, José Manuel y Héctor en contra. Lo que provocó discordia en el grupo, apenas conseguimos hacer nada de provecho (sin contar todo lo que descubrimos de Demencia). Simplemente aquel día discutimos de verdad, algo que me provocó un buen malestar ya que caí enfermo porque ya me esperaba que llegase un día como ese. En ese punto ya era cuestión de días que todo empezase a cumplirse.

Lo que lamento ahora es que no os pueda explicar nada más de éste día, le prometí al grupo que no contaría mucho de éste día.

Comentarios

Entradas populares